Skip to content
nov 28 18

LA FALSA MONEDA

by Cristóbal

Dos empleados de banca, discutían acerca de la legitimidad de una moneda.

Si era falsa, era realmente una imitación perfecta y seguro que pasó por buena en muchas transacciones.

Comparando con otras monedas del mismo valor las dos resultaban iguales. El mismo color y tamaño, el mimo dibujo, la misma efigie, todo idéntico.

Al fin, resolvieron hacer una prueba final: el fuego. Calentaron al rojo las tenazas de una estufa en la chimenea y luego colocaron sobre ellas la moneda en cuestión… Al instante comenzó a derretirse como manteca. Sujetaron después la legítima a la prueba y nada sufrió, quedó igual que como estaba.

El fuego del juicio de Dios revelará si nuestro cristianismo es legítimo o falso.

Podemos parecer muy religiosos a los hombres. Podemos parecer verdaderos creyentes. Podemos engañar a todo el mundo y hasta a nosotros mismos. Pero ¡No podemos engañar a Dios!

Joaquín Pujol
 

oct 28 18

S. O. S.

by Cristóbal

El barco de vapor Carpathia iba directo a su destino cuando de repente, en una noche clara y estrellada el capitán ordenó que cambiaran el rumbo. ¿Por qué?

No parecía haber peligro ninguno y el tiempo se presentaba favorable a la tranquila navegación. Pero por las ondas del telégrafo llegó una señal de S.O.S.; Es decir “Save Our Soul” (Salva nuestras almas). Esta señal de socorro llegó del Fitance que se estaba hundiendo y en el cual viajaban unas 1500 almas cara a cara con la muerte.

El capitán cambió inmediatamente el curso de su barco y llegó al punto del horrible naufragio a tiempo para poder salvar a algunos centenares de pasajeros.

La misma señal de socorro que aquélla noche siniestra salía de aquel barco que se hundía, se eleva actualmente a millones de infelices viajeros que están atravesando el mar del mundo camino hacia la eternidad. Cuando la súplica “Dios salva mi alma” parte de un corazón sincero y quebrantado llega al trono de Dios. Y tan cierto como tal ruego se eleva a Su trono, tan seguro es que viene su socorro porque Él dice “Yo soy Dios, el Dios Tuyo…” “Invócame en el día de la angustia, y te libraré y tú me honrarás” (Salmo 50:7,15).

Tú, que estás leyendo esto, si no te has entregado por fe viva a Dios, en cuerpo y alma, te hayas en gran peligro. En realidad estás pereciendo ¿Cómo? Pues la Palabra de Dios dice que “todos pecaron” y que “la paga del pecado es muerte” y que quien no se arrepienta, se halla en camino a la perdición. Así es que si no te has arrepentido y pedido a Dios perdón en nombre de Jesús estas caminando a la fatal perdición, al abismo infinito. Ya no te queda más remedio que valerte de la señal de socorro. Por tanto dirígete ahora mismo a Dios diciendo: “Salva mi alma, por amor a Jesús”.

“Por amor de Jesús” porque toda la salvación del pecador depende de los méritos de Jesús, por cuanto murió Él, el justo por los injustos, para salvarnos. Muriendo en nuestro lugar pagó el precio del rescate demandado por la ley inexorable. Mediante la sangre de Jesús hay ahora perdón para quien lo pida confiado en el sacrificio hecho una vez por el pecado en la cruz. Así es que por indigno que fuera el arrepentido que acude a Dios en nombre de Jesús, alcanza sin falta el perdón y la salvación de toda culpa.

Como aquellos centenares de almas que confiaron sus vidas al capitán del Carpathia se salvaron y fueron llevados sanos y salvos al puerto seguro, así será tu alma, si la confías al Capitán de la Salvación que es Cristo Jesús.>

Joaquín Pujol

 

sep 28 18

LA VERDAD DEL EVANGELIO

by Cristóbal

Como todo el mundo sabe, o más bien debería saber, Evangelio quiere decir buena nueva, noticias gratas. Ahora bien, una noticia, por buena y grata que sea, nada vale si no es verdadera. Podrá producir al principio una alegría inmensa, pero ésta se tornará en una terrible desilusión en poco tiempo.

La buena noticia del Evangelio se puede formular muy sencillamente: Que Dios ama con tal amor a sus criaturas perdidas (a los hombres) a cada uno de ellas en particular y a todos en general, que ha dado a su Hijo Unigénito, y le ha enviado al mundo para que les sea un Salvador eficaz y poderoso; y que este Hijo eterno de Dios, inflamado en los mismos anhelos redentores que su padre celestial, se acercado a nuestra pobre humanidad. Más que acercarse, la ha tomado sobre sí participando de su naturaleza, haciéndose carne de nuestra carne, y como hombre perfecto ha pasado por los dolores y muerte, obrando así nuestra redención y ganando acceso a nuestras almas que solo con pruebas tan fehacientes podrían creer en un amor tan sublime por parte del Dios de quien se extraviaron.

En pocas palabras: El Evangelio es para cada hombre la noticia de que Cristo lo reconcilia con Dios, si el quiere volver al trono divino de la mano de tan adecuado mediador.

¿Es verdad esta noticia? Lo es, y eso no porque los teólogos la expliquen, ni la defiendan los apologistas, ni pueda ser demostrada como dos y dos son cuatro, sino porque es una noticia comprobable por la experiencia y hallada verdadera por cuantos se han fiado de ella. Esta noticia es un cheque cuyo pago nunca ha sido rehusado en el Banco Celestial. Creer en Él es cobrarlo.

Pero los llamados a divulgar entre los hombres esta buena nueva, deben tener cuidado de no agregar a ella nada que desvirtúe su amplitud y su valioso significado. Debemos tener en cuenta que la imaginación humana ha sido fecunda para inventar medios infructuosos de acercar el hombre a Dios y no renuncia a ellos ni a cambiarlos, por inútiles que sean, por el medio supremo e infalible contenido en la buena noticia del Evangelio.

Joaquín Pujol

 

oct 23 15

¡Ya pasó la IX Conferencia!

by Cristóbal

Ya ha pasado la Conferencia y estamos muy alentados por todo lo que ha pasado. en breves días esperamos colgar algunas de las fotos y algún vídeo informativo de lo que ha pasado.

Si quieres pedir los CD de las plenarias y los talleres, están disponibles desde la oficina de la Liga del Testamento de Bolsillo / LTB en ltb@ltb.es

Hay disponibles las plenarias de Esther Rodríguez, Itiel Arroyo (2) y Carlos Gómez.

Para empezar queremos compartir este testimonio de Rocío Montoya, que comparte el impacto que tuvo Conferencia en su vida.

oct 2 15

A falta de una semana para la IX Conferencia

by Cristóbal

No dudes en inscribirte. ¡Quedan algunas plazas!