Skip to content

LA FALSA MONEDA

by Cristóbal on 28 de noviembre de 2018

Dos empleados de banca, discutían acerca de la legitimidad de una moneda.

Si era falsa, era realmente una imitación perfecta y seguro que pasó por buena en muchas transacciones.

Comparando con otras monedas del mismo valor las dos resultaban iguales. El mismo color y tamaño, el mimo dibujo, la misma efigie, todo idéntico.

Al fin, resolvieron hacer una prueba final: el fuego. Calentaron al rojo las tenazas de una estufa en la chimenea y luego colocaron sobre ellas la moneda en cuestión… Al instante comenzó a derretirse como manteca. Sujetaron después la legítima a la prueba y nada sufrió, quedó igual que como estaba.

El fuego del juicio de Dios revelará si nuestro cristianismo es legítimo o falso.

Podemos parecer muy religiosos a los hombres. Podemos parecer verdaderos creyentes. Podemos engañar a todo el mundo y hasta a nosotros mismos. Pero ¡No podemos engañar a Dios!

Joaquín Pujol
 

From → Blog

Los comentarios están cerrados.