Skip to content

LO QUE INFLUENCIAMOS

by Cristóbal on 15 de diciembre de 2018

Nada hay aislado en el universo, ni en la historia, ni en nuestra vida diaria. Todo es como los eslabones de una cadena misteriosa de causas y efectos. Somos influidos, e influimos para bien ó para mal. Recibimos impresiones e impresionamos. Somos movidos y movemos. “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segara”.

El que siembra vientos cosechará tempestades. Cristo quiere que nuestra influencia sea buena, por eso dijo: “Vosotros sois la luz del mundo”; “Vosotros sois la sal de la tierra” Dios quiere que nuestra vida alumbre en este mundo de tinieblas para que más de un pecador perdido encuentre el camino de la salvación. Quiere que nuestro carácter, nuestras palabras y obras, sean puros, nobles y eficaces de tal modo que, como la sal, hagan sentir su influencia sobre los que nos rodean, impidiendo la corrupción de la maldad, y sazonando la sociedad insípida en la que vivimos.

Para esto debemos estar nosotros mismos bajo la influencia bendita de Cristo, por nuestra comunión intima y constante con Él. Debemos de estar llenos del Espíritu Santo y entonces su divina potencia y su gracia bienhechora se manifestarán por medio de nosotros e impresionarán a los que nos rodean.

 

From → Blog

Los comentarios están cerrados.