Skip to content
ago 14 15

“NO SE PONGA EL SOL SOBRE VUESTRO ENOJO”

by Joaquín Pujol Gonzalo

Iván y Javier habían sido buenos amigos por muchos años, pero llegó el día cuando no pudieron estar de acuerdo sobre cierto asunto y se pelearon.

Como es bien sabido, se necesitan dos (por lo menos) para pelearse y probablemente cada uno tenia parte de culpa.

La contención empezó a causa de unas palabras habladas en ligereza por Iván, que provocaron una respuesta de Javier que no fue “blanda” sino “áspera”: “La blanda respuesta quita la ira, mas la palabra áspera hace subir el furor” (Prov.15:1). Entonces Iván contestó por el estilo, acabando los dos bien enojados.

read more…

jul 10 15

“ SIGUEME”

by Joaquín Pujol Gonzalo

Las primeras palabras del Señor Jesucristo a un alma pecadora son: “Venid a mi”. Si esa alma viene a El, encuentra descanso: pero luego EL añade estos dos mensajes: “permaneced en mi” y “sígueme”. Si hemos llegado a El y le seguimos, permaneciendo en El, tendremos que tomar nuestra cruz como El tomo la suya y negarnos a nosotros mismos. (Luc. 9:23). Tendremos que salir fuera del campamento para llevar su vituperio. “Salgamos pues a él, fuera del campamento, llevando su vituperio” (He.13:13) El que nos salvó, es El que nos guía y nos guarda, por lo tanto debemos seguirle. Nuestra vida entera debe ser puesta con ese objeto. “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor” (Jn.12:26); “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Jn. 10:27) “Seguís a El porque es bueno” es el verdadero significado del pasaje (1ª Pedr 3:13). Su promesa verdadera es: “El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Jn.8:12).

read more…

jun 19 15

SOY DEUDOR TUYO

by Joaquín Pujol Gonzalo

Por extraño que te parezca, encontrarás en este artículo un reconocimiento de deuda personalmente para ti. Realmente tengo contigo. una gran deuda, al menos delante del Dios viviente. Algún día Él nos llamará a dar cuenta de ello. Te suplico que leas este artículo atentamente, con calma y tranquilidad y que medites en ello. Confío que este escrito te dará luz sobre muchas cosas y que será de mucha bendición para tu vida.

Estamos viviendo en tiempos graves, Así como los grandes ríos corren hacia el mar, el mundo se esta apresurando fatalmente hacia un juicio terrible a causa de sus obras. Las guerras mundiales con todos sus horrores, fueron tan solo un débil preludio de los juicios de Dios, ya inminentes, sobre la humanidad que se ha alejado de El. Los acontecimientos que se acercan están claramente presentados en la Biblia, la Palabra de Dios. Esta Palabra no miente, pues es imposible que Dios mienta (Heb. 6:18). Llegará el día en que cada hombre, personalmente, tendrá que dar cuenta de sus razones por haber menospreciado este sagrado libro.

read more…

jun 12 15

¿PREPARADOS PARA VIVIR?

by José Luís

Un domingo por la tarde al salir de casa, me encontré con un matrimonio ya mayor que paseaban juntos. El marido llevaba los auriculares puestos y el transistor en la mano escuchando seguramente el partido del Real Madrid u otro de sus favoritos que se transmitía a esa hora. Mientras él disfrutaba con la emoción del momento, la mujer iba a su lado con la frustración y seriedad reflejados en su rostro. Caminaban juntos físicamente pero les separaba un abismo en la relación, faltaba la comunicación entre ellos. Me parecían un símbolo de la realidad que vivimos en nuestros días, la soledad y falta de comunicación que padecemos aunque estemos rodeados de gente.

read more…

jun 5 15

“TE HAS DADO A TI MISMO”

by Joaquín Pujol Gonzalo

Los Persas cuentan muchas leyendas acerca de un rey suyo, el Cha Abbas, que en su tiempo reinaba con mucha esplendidez en Persia. A pesar de su grandeza, le gustaba andar de incógnito entre el pueblo y tratar con sus súbditos como un simple ciudadano.

Dicen que una vez, vestido como hombre pobre, bajó la escalera oscura y húmeda al sótano de su palacio, donde el carbonero, sentado entre cenizas, cuidaba el horno de calefacción. El rey se sentó a su lado y empezó a conversar con el. Cuando llegó la hora de comer, el carbonero sacó su humilde comida de pan duro y agua, y convido a su visitante a compartirla. Comieron juntos y luego se retiro el rey. Pero volvió varias veces a conversar con este humilde trabajador tan triste y solitario, y éste, a su vez, conquistado por el simpático visitante, abrió su corazón y les explico sus penas y problemas al nuevo amigo tan comprensivo que, siendo igualmente pobre al parecer, al mismo tiempo sabia dar consejos tan buenos y provechosos.

read more…